Aceite de Argán para el cuerpo

El aceite de argán es perfecto para el cuerpo, gracias a su textura rica en ácidos grasos y la vitamina E es un excelente emoliente natural, capaz de ayudar a hacer la piel suave y aterciopelada, sin dejarla grasosa o pegajosa. El tiempo de un masaje y puedes vestirte sin arriesgarte a manchar tu ropa, porque el aceite de argán, si es puro y de buena calidad, se absorbe rápida y completamente.

La presencia de vitamina A estimula la formación de colágeno, la sustancia que mantiene el tejido de la dermis compacto y elástico, contrarrestando la formación de estrías y la flacidez. Colocando unas gotas en las manos y masajeando todo el cuerpo, mejor sobre la piel ligeramente húmeda, el aceite se absorbe rápidamente y sin dejar ningún residuo o mancha en la ropa.

Los masajes con aceite de argán puro son útiles en caso de dolor o contracturas, ya que ayuda a relajar los músculos y a aliviar el dolor muscular.

Aceite de argán en el embarazo

El aceite de argán ayuda a prevenir las estrías, que se pueden formar en los pechos, las caderas y el abdomen durante la dulce espera. Totalmente natural y libre de sustancias nocivas, aplicar argán regularmente durante el embarazo es seguro para la madre y el bebé, de hecho, masajear el vientre del bebé puede convertirse en un dulce ritual relajante, especialmente si es el futuro padre quien lo hace. Su fórmula delicada y natural también la hace especialmente adecuada para los masajes de bebés y para aliviar el enrojecimiento de los pañales.

Aceite de Argán en el Embarazo

Protege tu bronceado con aceite de argán

Una tez dorada, de color ámbar, es la meta del verano, pero ¿cómo mantener un bronceado durante mucho tiempo? Tan pronto como regresas de las vacaciones, la renovación natural de la epidermis hace que el color se desvanezca gradualmente, sin embargo, una piel bien hidratada realiza este proceso más lentamente y de manera más uniforme.

Gracias a sus características emolientes, basta con añadir unas pocas gotas de aceite puro al normal después del sol para potenciar los efectos calmantes y nutritivos, mientras que usado puro en las quemaduras de sol ayuda a calmar las molestias y a reparar los daños causados por el sol.

Para un cuerpo fabuloso, pruebe la crema corporal, que ayuda a nutrir y estirar la piel, haciéndola suave, sana y fragante.

Aceite de argán para manos y uñas

aceite-de-argan-para-el-cuerpo

En invierno el aceite puro de argán en las manos ayuda a darles elasticidad y suavidad, pero sobre todo alivia los cortes y moretones causados por el frío gracias a sus propiedades calmantes y curativas. Además de la piel, el argán también beneficia a las uñas, que se nutren y reparan, mientras que las cutículas se vuelven más sanas y suaves.

Para tener manos suaves y uñas fuertes todo el año, puedes usar, todos los días o alternando con aceite puro, la crema de manos de argán, que se absorbe rápidamente dejando un delicado aroma.

Tip Extra: Masajearse las uñas con aceite de argán es el secreto para tenerlas fuertes y brillantes, especialmente cuando tienden a escamarse. Si antes de proceder a la manicura, dejas los dedos sumergidos en jugo de limón y unas gotas de aceite durante 10 minutos, será más fácil quitar las cutículas y las uñas estarán brillantes y fáciles de limar.